Los salterios

Imagen del Salterio de San Luis
Época: Pintura
Inicio: Año 1200
Fin: Año 1300

Antecedente:
La pintura del Gótico Pleno

(C) Francesca Español



Comentario

Los últimos años del siglo XII y los primeros del siglo XIII coinciden con la aparición de los primeros libros devocionales de uso particular. El Salterio no litúrgico nace entonces y se convierte en un objeto apreciado por los miembros de la monarquía o de la nobleza que actúan como clientes artísticos exigentes. El "Salterio Eveshan" (British Library, Londres), llamado así por haber sido ilustrado tal vez en esta abadía (en todo caso fue hecho para un abad del lugar), constituye un hito en el arte inglés de mediados del siglo XIII por su Crucifixión, pero también es ejemplo de lo apuntado en último lugar.El siglo XIII no sólo supone la aparición de una clientela importante en el campo de la miniatura, sino también cambios significativos en los scriptoria. Aunque los talleres continúan vinculados a las grandes abadías y Mathew París, el cronista e iluminador de libros, es ejemplo de ello, surgen ahora los primeros artífices laicos. William de Brayles, más o menos coetáneo al anterior, se enmarca junto a estos últimos.Hacia 1260 se produce un cambio como consecuencia del influjo francés. El "Salterio Oscott" (British Library, Londres), ilustrado hacia 1270, encarna esta línea en la que se halla también la escuela de Westminster, que a pesar de su vinculación a la abadía representa dentro de lo inglés la opción cortesana. De nuevo tenemos testimonios de la doble ocupación de los artífices vinculados a esta última. El retablo, desgraciadamente en muy mal estado de conservación, de Westminster es obra de ellos. Los fragmentos que persisten permiten afirmar que se trata de las realizaciones más delicadas de factura del panorama europeo contemporáneo. En su misma línea estilística, el "Apocalipsis Douce" (Bodleian Library, Oxford) supone la culminación de la tradición vernácula de los Apocalipsis, en este caso en su vertiente cortesana. También pertenece a este mismo ambiente el "Salterio Alfonso" (British Library, Londres), ilustrado hacia 1281-1284, quizás en relación con el proyecto matrimonial de Alfonso, un familiar del rey Eduardo I con la hija del conde de Holanda. Destaca este manuscrito por la riqueza y abundancia de su decoración marginal que se adelanta por unos años a la francesa.Desde 1300 a 1345-50, la producción del libro de lujo se localiza en distintos scriptoria repartidos por la zona del East Anglian, que ha dado nombre a una escuela, de relativa homogeneidad. Pertenece a este estilo el "Salterio de Robert de Lisle" (Bristish Library, Londres), ilustrado en dos momentos diferentes por miniaturistas de pareja calidad. De ellos, el llamado Maestro de la Virgen permite establecer conexiones de nuevo con la pintura mural coetánea, pues es indudable su parentesco con el retablo inglés conservado en el Museo de Cluny (París) y dedicado a la vida de la Virgen.También el "Salterio Peterborough", confeccionado en las proximidades de 1300, corresponde a este ámbito geográfico. El "Salterio de la reina Mary" (British Library, Londres, 1310-1320) se aleja por sus particularidades de los anteriores, aunque como ellos se cataloga dentro del East Anglian. Su ilustración se ha resuelto mediante un dibujo coloreado nervioso y de excelente calidad, que no hallamos habitualmente en estas obras. Además, la organización del folio obedece también a planteamientos muy originales. En la zona alta, la escena principal aparece flanqueada por personajes dispuestos bajo arquitecturas que simulan los montantes de un retablo. En la zona baja se sitúa la decoración marginal independiente desde el punto de vista temático, tanto de lo anterior como del texto.El "Salterio Luttrell" (British Library, Londres), dentro también del contexto del East Anglian, supone la apoteosis de la decoración marginal. Sin ser un manuscrito de gran calidad, la abundancia de aquélla y su carácter documentalista convierten el códice en algo muy especial y sorprendente. El "Salterio Luttrell" se fecha en tomo a 1325-35. Hacia 1340 la evolución de la miniatura inglesa se interrumpe. Se pierde la brillantez que ha caracterizado el ambiente pictórico insular hasta entonces, y este corte no va a remontarse más.

Imágenes