América antes del "descubrimiento"

Cabeza colosal. Cultura Olmeca (Jalapa, México)
Época: Conquista América
Inicio: Año 1492
Fin: Año 1492

Antecedente:
El "Nuevo Mundo"

(C) 1995-1997 Maria Luisa Laviana Cuetos



Comentario

En vísperas de la llegada de los españoles, es decir a fines del siglo XV, vivían en América varios millones de personas (entre 8 y 100 millones para ser más exactos, según los diversos cálculos realizados, y sobre los que volveremos más adelante), organizadas en distintos grados de complejidad sociocultural, desde simples bandas nómadas hasta imperios militaristas, pasando por tribus, señoríos y estados.
En síntesis, el continente aparece dividido en tres grandes áreas culturales o superáreas: 1) la América tribal (que ocupa el tercio septentrional de Norteamérica y el tercio meridional de Suramérica); 2) la América Nuclear (integrada por los dos grandes focos de civilización en el continente: Mesoamérica y los Andes Centrales), y 3) la América Intermedia o Area Circuncaribe (Andes Septentrionales, Baja Centroamérica y Caribe).
Entre los pueblos nómadas o seminómadas -muchos de los cuales quedarán fuera de la acción española- estaban los esquimales, atapascos, algonquinos, iroqueses, semínolas, comanches, siux, apaches, navajos, tupís, guaranís, patagones, fueguinos...
En las Antillas, escenario privilegiado de los viajes de Colón, vivían los ciboneys (recolectores), arauacos o taínos (agricultores organizados en cacicazgos o señoríos) y caribes (que dominaban en las Antillas menores y eran muy temidos por su canibalismo). Mientras, en la región andina de la actual Colombia habitaban los chibchas, verdaderos maestros en la metalurgia del oro y la tumbaga (aleación de oro y cobre); entre ellos sobresalían los indios de Bogotá y Tunja, autodenominados muiscas, organizados en dos grandes señoríos cuyos jefes tenían el título de zipa y zaque, respectivamente.
El sureste de Mesoaméríca, es decir el territorio que hoy forman Guatemala, Belice, El Salvador, Honduras y los Estados mexicanos de Chiapas, Tabasco y la península de Yucatán, era a fines del siglo XV -y sigue siéndolo a principios del XXI- el área maya, integrada entonces por pueblos como los yucatecos, los itzáes en la zona del lago Petén Itzá (Guatemala), quichés, cakchiqueles y otros en la región meridional. Estos y los demás pueblos de lengua maya han demostrado una enorme capacidad de adaptación y resistencia a lo largo de su varias veces milenaria historia.
Sin embargo, hacia el año 1500 ya hacía mucho que había pasado el esplendor de la civilización maya (el período clásico se desarrolla entre el 300 y el 900 de nuestra era, y es seguido de un nuevo período de auge, con desplazamiento del foco cultural al Yucatán, que dura hasta mediados del siglo XV), y toda la región vivía ahora una fase de desintegración política (especie de reinos de taifas, se ha dicho), cuando no de abandono de ciudades, o de violencia y luchas internas. La decadencia maya fue anterior a la llegada de los españoles, que en este caso no la provocaron, aunque sí contribuyeron a mantenerla.

Imágenes

Pirámide de los Nichos. Cultura totonaca (El Tajín, México) Vaso-retrato. Cultura Mochica Pirámide del Sol (Teotihuacan, México) Centro ceremonial de Pachacamac (Perú)