Dinastía Tang

Dinastía Tang
Estilo: China



Comentario

El Arte del Pincel tiene, como todos los materiales artísticos en China, un origen legendario en las oscuras dinastías previas a las cronologías escritas. Precisamente el inicio de los Anales que registraban los acontecimientos acaecidos en el Imperio fue lo que empujó el desarrollo y el cultivo de la escritura, la caligrafía, la poesía, y por consecuencia, la pintura.
Antes de la dinastía Tang existían pinturas de corte funerario que se atribuían a autores míticos. Sin embargo, durante los siglos VI al VIII, los Tang dejaron por primera vez constancia de sus tratados, sus nombres y sus biografías.
La pintura Tang tiene como característica principal la linealidad, que huye del exceso de color y tiende a valorar como principio estético el vacío, la ausencia de elementos. Suele usar una perspectiva teatral, en la cual se colocan las figuras sobre una especie de plataforma, y pueden ser contempladas desde diferentes puntos de vista simultáneamente.
Además de escribirse los primeros tratados sobre pintura, se realizaron los primeros paisajes, que se unieron a temas cortesanos, que tenían gran éxito: la pintura Han Kan, sobre mujeres hermosas y sobre caballos, el símbolo de la corte y el emperador. Sobre Han Kan, el mayor artista fue Gu Kaizhin, aunque también destaca Wang Wei, el artista del vacío. Su biografía fue trágica y se retiró de la pintura tras la muerte de su esposa.
El relevo de los Tang será empuñado brillantemente bajo la dinastía Song.

Páginas relacionadas