Delfos

Santuario de Apolo (Delfos)
Localización: Grecia


Comentario

Lugar ocupado ya desde el II milenio a.C., fue sede de un importante santuario oracular. Delfos está situado en un estrecho desfiladero, en Fócida. Aquí fue celebrado el culto a la Gran Madre, habiéndose hallado numerosos restos en el depósito de ídolos de Marmaria.
Entre los siglos VII y VI a.C. Delfos puede ser considerado el "ombligo del mundo", pues aquí se tomaban las decisiones más importantes, como la fundación de colonias o el emprender una guerra. El oráculo de Delfos se manifestaba por boca del dios, censurando o promoviendo conductas, por lo que los responsables del lugar llegaron a acumular gran poder. El origen mítico de Delfos narra cómo Apolo llegó al lugar y mató al dragón Pitón que lo custodiaba. El dios dejó un recinto a Gea, propietaria del sitio, y se instaló allí, levantando templos para que acudieran a consultarle.
La práctica del oráculo dejó importantes edificaciones en el santuario. Destacan el pequeño santuario de Atenea, la fuentes Castalia, cuyas aguas purificaban a la pitia e inspiraban a los poetas, un gimnasio y el hieron de Apolo, dominado por su templo y su altar, donde se encontraron diversos tesoros, como el entregado por un corredor de carreras de caballos siciliano, un grupo escultórico del que sólo queda el auriga. También es destacable la ofrenda de los Letoides, realizada por Creso. Otros edificios notables eran el teatro y el estadio.