Francisco de Goya y Lucientes
Real Academia de Bellas Artes de San Fernando (Madrid)

Auto de fe de la Inquisición

Autor: Francisco de Goya y Lucientes
Fecha: 1815-19
Museo: Real Academia de Bellas Artes de San Fernando (Madrid)
Características: 46 x 73 cm.
Estilo:
Material: Oleo sobre tabla
Copyright: (C) ARTEHISTORIA

Auto de fe de la Inquisición

Comentario

La Inquisición Española fue creada por los Reyes Católicos para perseguir a los herejes en 1481, en Sevilla. En sus primeros 50 años de existencia tuvo una intensa actividad, iniciando en el siglo XVII un periodo de declive que se acentúa en el XVIII. La Revolución Francesa dio mayor vigor al Santo Oficio ya que inició persecuciones ideológicas y políticas durante algunos años. En 1813 las Cortes de Cádiz suprimen el Santo Tribunal pero Fernando VII le reafirma en sus competencias en 1815. Hasta 1834 la Inquisición Española no será abolida definitivamente. Goya, como la mayoría de ilustrados, veía en el Tribunal una rémora del Antiguo Régimen por lo que las alusiones en su obra son constantes, especialmente en la serie de los Caprichos. En esta tabla de la serie propiedad de don Manuel García de la Prada - Corrida de toros, Procesión de disciplinantes y Casa de locos son sus compañeras - nos presenta un Auto de fe, juicio contra los acusados de algún delito de herejía. Normalmente eran públicos y se realizaban en las plazas mayores - Rizzi tiene un espectacular Auto de fe en la Plaza Mayor de Madrid que guarda el Museo del Prado - llevándolo Goya a un interior de un templo. Los acusados visten corozas y capirotes que muchas veces debían portar durante el resto de sus días como penitencia. Los sacerdotes y frailes acusan al reo que agacha la cabeza en actitud de sumisión. En primer plano y en la zona de la izquierda contemplamos a un hombre vestido a la moda dieciochesca, posiblemente el representante real. Con esta escena, en la que todas y cada una de las figuras están perfectamente individualizadas destacando sus expresiones y gestos, Goya quiere expresar su absoluto rechazo a este Tribunal con el que tuvo algún problema en 1815 por haber pintado las Majas.

Páginas relacionadas