Cézanne, Paul

Retrato de Cézanne, Paul
Nacionalidad: Francia
Aix-en-Provence 1839 - Aix-en-Provence 1906
Pintor
Neo-Impresionismo


Galería de obras


Comentario

Para buena parte de los pintores de la vanguardia, especialmente Matisse y Picasso, Cézanne sería el padre de la modernidad. Este último escribió: "Cézanne era mi sólo y único maestro. No creáis que me limitara a mirar sus cuadros ... Pasé años estudiándolos ... Cézanne era como un padre para todos nosotros". Paul Cézanne nació el 19 de enero de 1839 en Aix-en-Provence, en la rue de l´Opera. Su padre se llamaba Louis-Auguste, comerciante de origen italiano que se dedicaba a la fabricación y exportación de sombreros, y su madre Anne-Elisabeth-Honorine Aubert, hija de un tornero y trabajadora durante un tiempo en la empresa de su futuro esposo. Ambos se conocieron y mantuvieron una relación secreta de la que nacerían Paul y Marie -ésta dos años después del futuro pintor-, contrayendo matrimonio el 29 de enero de 1844. De esta manera formalizarían su situación. Una nueva hija, Rose, nacería en el seno de la pareja, el 30 de junio de 1854.Entre 1844 y 1849 el pequeño Paul asiste a la Escuela Primaria de la rue des Epinaux, donde conocerá a Achille Emperarie. En 1848 su padre se asocia con Cabassol, el cajero de la Banque Bargès -que había quebrado- y funda, el 1 de junio, la "Banque Cézanne et Cabassol". Se trata de la única entidad financiera de Aix y los alrededores, lo que motivará su rápido y espectacular progreso. En 1849 Cézanne se matricula en l´Ecole Saint-Joseph, dirigida por el abad Savournin. En esta institución educativa conocerá al futuro escultor Phillipe Solari y a Henri Gasquet, cuyo hijo Joachim será buen amigo del pintor. En 1852 se cambia de colegio, acudiendo al Collège Bourbon, donde entablará una estrecha amistad con el futuro escritor Emile Zola y con Jean Baptiste Baille. Los tres forman el "trío de los inseparables". En estos momentos Cézanne parece más inclinado a la poesía mientras que Zola se aficiona al dibujo, cambiando posteriormente sus papeles. Los tres amigos realizaron numerosas excursiones por los alrededores de Aix, surgiendo desde este momento la estrecha relación del futuro pintor con el paisaje provenzal. En 1857 Paul inicia sus estudios artísticos en l´Ecole Municipal Libre de Dessin, tutelado por el pintor Joseph Gibert, tomando de nuevo contacto con Emperaire. El joven Cézanne también se interesa por la música y toca junto a su inseparable Zola en una orquesta. Al año siguiente aprueba el bachillerato (12 de noviembre de 1858), sufriendo una profunda depresión por la marcha de Zola a París. A pesar de que Cézanne desea ser pintor, su padre rechaza terminantemente las ideas de su hijo. En 1859 inicia estudios de Leyes en la Universidad de Aix, estudios que se compaginan con la asistencia a l´Ecole Municipal Libre de Dessin, donde ese mismo año consigue un segundo premio gracias a un estudio al óleo. En estas fechas debía acudir al servicio militar pero el padre paga a un sustituto para que realice la milicia por su hijo. Y es que la banca cada vez funcionaba mejor; fruto de esta prosperidad comprará el Jas de Bouffan, una finca rústica a la afueras de Aix en la que el joven Paul pintará una serie de murales alegóricos. Asistiendo a la universidad con desgana, Paul continua sus estudios de dibujo. El apoyo de su madre y de su hermana Marie, con la que mantendrá un estrecho contacto durante toda su vida, provocarán un cambio en la opinión paterna, accediendo a que el joven artista se traslade a París para continuar con los estudios pictóricos. La única condición que el padre impone es que perfeccione su técnica en la Escuela de Bellas Artes. En abril de 1861 el joven Cézanne se traslada a París donde su buen amigo Zola le está esperando. Se matricula en la Académie Suisse donde conocerá a Armand Guillaumin, Camille Pissarro, Auguste Renoir y Claude Monet. Visitará con frecuencia el Museo del Louvre, donde admirará la obra de los maestros clásicos: Rubens, Rembrandt, Tiziano, Tintoretto, Veronés, Poussin, Chardin,... Sin embargo, el ambiente artístico parisino parece venirle grande y no se encuentra a gusto. El suspenso en el examen de ingreso de la Escuela de Bellas Artes supuso un fuerte mazazo para su autoestima, considerando que no tiene el suficiente talento. Todos estos condicionantes le llevarán a tomar una decisión arriesgada: regresar a Aix y trabajar en el banco de su padre. En septiembre está de nuevo en su ciudad natal. La aventura parisina ha durado escasamente seis meses. Una vez en Aix continua acudiendo a la Escuela Municipal de Dibujo, sintiéndose profundamente atraído por la pintura. En enero de 1862 decide abandonar el trabajo en el banco para instalarse en el Jas de Bouffan y dedicarse a la pintura, como bien había escrito en el libro de cuentas del banco: "No es sin terror que el banquero Cézanne ve cómo tras su pupitre nace un pintor". Louis-Auguste Cézanne admite que su hijo continúe su carrera artística y le asigna una pensión de 150 francos mensuales. En noviembre de 1862 regresa a París. De nuevo acude a la Académie Suisse, dedicándose al estudio de desnudos sin la guía de un profesor, y frecuenta el Café Guerbois, donde se reúnen los jóvenes artistas liderados por Manet. Allí tomará contacto con sus amigos de la Academia y con Bazille, Sisley y Fantin-Latour. En 1863 toma parte del "Salon des Refuses" junto con otros artistas a los que se ha negado la participación el Salón Oficial. Sus obras gozan de cierta veta romántica, manifestando una significativa influencia de Delacroix, Courbet, Daumier, Corot y los pintores de la Escuela de Barbizon. Seguirá acudiendo a copiar al Louvre y paulatinamente siente más admiración por Manet. En el verano de 1864 regresa a Aix, iniciando una etapa en la que está a caballo entre su ciudad natal y la capital, trabajando en una serie de obras caracterizadas por la violencia y el erotismo.Su afán de triunfar en el Salón Oficial le llevará a enviar año tras otro sus trabajos a esta institución, obteniendo siempre el rechazo por parte del jurado. En 1866 su indignación le hace escribir una carta de protesta al Superintendente de Bellas Artes. En este mismo año realizará sus primeros intentos de pintura al aire libre en la localidad de Bennecourt, a orillas del Sena, donde había acudido junto a sus amigos Zola y Baille. En una de sus largas estancias en París, durante el año 1869, conoce a Hortense Fiquet, una joven de 19 años que trabaja como encuadernadora y saca un sueldo extra haciendo de modelo para los pintores. La relación se hace más estrecha, conviviendo con ella en secreto para evitar perder la asignación paterna. El estallido de la Guerra Franco-Prusiana en julio de 1870 llevará a Cézanne a instalarse en L´Estaque, un pueblo costero cercano a Marsella, en compañía de Hortense. De esta manera evita ser llamado a filas. Ese mismo año su padre cierra el negocio bancario y se dedica a la política, resultando elegido concejal. En estos meses de L´Estaque se interesa especialmente por el paisaje, abandonando su estilo romántico -también llamado expresionista- para ofrecernos una nueva visión de la pintura. El final de la Guerra le llevará en primer lugar a Aix, instalándose en el otoño en París. Hortense está embarazada y el 4 de enero de 1872 nace Paul, el primer y único hijo de la pareja. La familia del pintor no tiene noticias de este nacimiento y Cézanne pretende mantener en secreto su relación. En el verano de 1872 los Cézanne se trasladan a Pontoise, localidad cercana a París, a orillas del Oise, invitados por Camille Pissarro. En esta estancia se producirá un significativo cambio en el estilo de Cézanne ya que empezará a pintar al aire libre y empleará una paleta y una pincelada vinculada al impresionismo. A finales de año se muda a la casa del doctor Gachet en Auvers-sur-Oise. Gachet era un médico muy buen amigo de los impresionistas y gran amante de la pintura. Compra algunos cuadros de Cézanne y le invita a vivir en su pueblo, donde permanecerá hasta la primavera de 1874, resultando de esta etapa la obra más impresionista del pintor: la Casa del ahorcado. Desde Auvers visitará París con frecuencia, acudiendo a la tienda de Père Tanguy, donde se encontrará con Van Gogh.El grupo de Batignolles como se hacían llamar los jóvenes artistas que se reunían en el Guerbois deseaban mostrar sus obras al público y por ello no cejaban en su intento de ser admitidos en el Salón. Sin embargo, tanto rechazo llevó a considerar el montaje de una exposición propia como la mejor solución. Tras numerosos esfuerzos, entre abril y mayo de 1874 se desarrolla la primera exposición conjunto de los jóvenes creadores -la Sociedad Anónima Cooperativa de Artistas Pintores, Escultores y Grabadores era el nombre que utilizaban-. En la muestra participaron Monet, Boudin, Cézanne, Pissarro, Renoir, Sisley, Gautier, Morisot y Bracquemond, utilizando como sala de exposiciones las instalaciones del fotógrafo Nadar, en el boulevard des Capucines. A ella acudieron 3.500 visitantes, la mayoría de ellos entre risas y burlas. La crítica se cebó con la exposición y un escritor de la revista "Chirivari" llamado Louis Leroy será el que acuñe la denominación del grupo, tomando el nombre de un cuadro de Monet titulado Impresión, sol naciente. Desde ese momento, estos artistas preocupados por la luz y el color se denominarán impresionistas. Al año siguiente Cézanne conoce a través de Renoir al funcionario Victor Choquet, uno de sus primeros mecenas, gran admirador de Delacroix. Choquet será también presentado a Monet y Manet, convirtiéndose en uno de los principales coleccionistas de los jóvenes artistas.Si bien en la segunda exposición impresionista -la celebrada en 1876- Cézanne declinó participar, sí lo hace en la del año siguiente, aportando 16 lienzos. El público se ceba con las obras de Cézanne y la crítica no le concede ningún respiro, llegando incluso a recibir insultos. Esta delicada situación supondrá el rechazo del mundo cultural parisino por parte del maestro y su paulatino alejamiento del estilo impresionista para comenzar un camino de búsqueda personal, entrando en el neo-impresionismo. Sólo Pissaro, Monet y Renoir mantendrán relaciones con el "ermitaño de Provenza" quien llega a reconocer que sus metas artísticas son incompatibles con los impresionistas. La bronquitis se presenta por primera vez en 1877, durante una estancia en Issy. Sus continuas estancias en Pontoise, Aix y L´Estaque provocan que Hortense y Paul, vivan solos en París. Precisamente en 1878 el padre de Cézanne conoce su existencia e inmediatamente reduce la asignación mensual de su hijo a la mitad. Ironías de la vida cuando el padre había estado cinco años sin contraer matrimonio a pesar de tener dos hijos. Desde ese momento será Zola, a quien las cosas iban francamente bien, quien ayude económicamente al pintor y su familia. Sin embargo, los amigos de la infancia se distancian cada vez más: para Zola, Cézanne es una existencia fracasada; para Cézanne, Zola es un burgués arribista. En la década de 1880 se manifiesta con más fuerza el alejamiento de Cézanne del mundo artístico de París y su refugio en la pintura. Visitará diferentes lugares -Médan, Melun, Pontoise, L´Estaque, Normandía, Giverny- y experimenta una nueva forma de trabajar basada en la observación de la naturaleza, intentando recuperar la forma y el volumen a través del color. Intentará estructurar la realidad que le rodea, tendiendo a geometrizar la naturaleza, incluso captará los objetos desde puntos de vista diferentes para romper con las leyes tradicionales de la perspectiva. Para realizar sus obras tardará mucho tiempo, en ocasiones cuatro o cinco años, e incluso algunos lienzos no los llegará a acabar. En 1882 una de sus obras será admitida en el Salón, consiguiendo uno de sus objetivos, estar representado en la muestra oficial. Se trata de un retrato masculino, figurando en el catálogo como alumno de Antoine Guillemet. En los próximos años trabajará fundamentalmente en Aix y sus alrededores, excepto un viaje a la casa de Renoir en La Roche-Guyon para recuperarse de una neuralgia y de un misterioso lance amoroso ocurrido con una mujer provenzal. El año 1886 será especial para Cézanne. Las presiones de su madre y su hermana Marie le llevarán a contraer matrimonio con Hortense el 18 de abril, aunque la boda no solucionaría el distanciamiento existente entre ambos. Posiblemente la razón estuviera en la delicada salud del padre del pintor, quien falleció el 23 de octubre dejando a sus cuatro herederos una herencia de 1,6 millones de francos. Al fallecimiento del padre debemos añadir otro duro golpe para el pintor. En marzo se publicó la novela de su amigo Zola titulada "La obra" en la que el protagonista, Claude Lantier, es un pintor genial que lucha contra el mundo y consigo mismo para realizar su obra maestra, acabando enloqueciendo y suicidándose. Cézanne se identifica con Lantier y tras una carta a su amigo escrita desde Gardanne, rompe definitivamente con él. Al año siguiente se instala en Aix y pinta al aire libre, realizando paisajes del Château Noir, de la cantera de Bibémus o del Jas de Bouffan. El grupo vanguardista "Les Vingt" le invita a exponer en Bruselas, enviando tres lienzos. Su "reclusión" en Aix se intensifica viéndose interrumpida en 1890 cuando realiza un viaje de cinco meses a Suiza, en compañía de su familia. Este retraimiento le llevará a desarrollar su máxima capacidad creativa, empezando a trabajar en la serie de los jugadores de cartas y continuando con sus naturalezas muertas, intentando transmitir la estructura de los objetos que aparecen en sus composiciones, expresando su esencia y captando la verdad fundamental de la naturaleza. Además se va haciendo más huraño, reaccionando con mal genio, buscando con mayor fuerza refugio en su profesión. En diciembre de 1895 se produce un hito en la vida artística de Cézanne. El joven marchante de arte Ambroise Vollard organiza la primera exposición en solitario de obras del artista provenzal. En la rue Laffitte se presentan cincuenta lienzos que habían sido escogidos por su hijo Paul. La obra es reconocida por Renoir, Pissarro, Matisse, Degas y Monet pero fracasa ante el público. Cézanne no asiste a la exhibición y se refugia en su trabajo. Ahora viaja menos y se relaciona con muy poca gente, uno de los pocos el poeta Gasquet. En 1897 enferma de gripe y Vollard le compra los cuadros que tiene en su estudio. El 25 de octubre fallece su madre, iniciándose problemas por la herencia. Su aislamiento se acentúa, volcándose en los paisajes de Le Tholonet, la cantera de Bibémus, el Château Noir o la montaña Sainte-Victoire. La muerte de la madre supone un duro golpe para el maestro que no se recupera de la venta en 1899 del Jas de Bouffan, refugiándose durante cinco años en Aix. Alquila una casa en la rue Boulegon, contrata como ama de llaves a madame Brémond y alquila diversas cabañas en los alrededores de Aix para guardar sus trastos de pintura cerca de los motivos que trabajaba. En noviembre de 1901 compra un terreno en la colina de Les Lauves, al norte de Aix, construyendo un amplio estudio en el que se instalaba en septiembre del año siguiente.Desde 1898 venía exponiendo regularmente en la galería de Vollard, consiguiendo vender bastantes cuadros, situándose la cotización media de sus obras en 1.700 francos. Sus trabajos empiezan a ser cada vez más demandados y los jóvenes artistas como Gauguin le consideran una fuente fundamental de inspiración. En 1900 se exponen tres lienzos de Cézanne en la muestra "Cien Años de Pintura Francesa" durante la Exposición Mundial de París. Ese mismo año se organiza la primera exposición de Cézanne en Alemania, a cargo de Paul Cassirer. Al año siguiente expondrá en el Salón de los Independientes. La culminación de estas muestras será la exposición de 33 obras en el Salón de Otoño de 1904.La salud de Cézanne empeora con el paso de los años. La diabetes, cuyos primeros síntomas se habían manifestado en 1890, se convierte en aguda y su carácter, ya de por sí irritable, se hace ahora intratable. Sólo el trabajo le produce felicidad y se enfrasca en la ejecución de la serie de las bañistas culminada con las Grandes Bañistas, concluida en 1905. Ese mismo año Durand-Ruel muestra sus cuadros en las Grafton Galleries de Londres. Diez de sus cuadros son expuestos en el Salón de Otoño de 1906. En agosto de este año Cézanne sufre un nuevo ataque de bronquitis. A pesar de su delicado estado de salud trabaja a "plein air" en los alrededores de Aix cuando es sorprendido por una fuerte tormenta; busca refugio en los alrededores pero sufre un desmayo. Tras ser encontrado por unos campesinos, le llevan a Aix. La testarudez del maestro le hace volver al trabajo para realizar el retrato del jardinero Vallier. El 22 de octubre de 1906 fallece de una pulmonía en su piso de Aix-en-Provence, la localidad que le vio nacer y cuyos alrededores inmortalizó en un buen número de lienzos, especialmente la montaña Sainte-Victoire. Al año siguiente, el Salón de Otoño organizaba una gran exposición conmemorativa que contenía 56 cuadros del "ermitaño de Aix" iniciándose el llamado "Mito Cézanne".