Becket, Santo Tomás

Arqueta de santo Tomás Becket
Nacionalidad: Canterbury
1118 - 1170
Arzobispo 1162 - 1170



Galería de obras


Comentario

Nombrado canciller de Inglaterra en 1155 por el rey Enrique II, Tomás Becket se convierte en arzobispo de Canterbury en 1162. Renuncia al cargo de canciller para adoptar un modo de vida más austero. En este momento, su actitud y opiniones favorables a la preponderancia de la Corona frente a la Iglesia experimentan entonces un giro radical, pasando a defender la posición contraria y a criticar las actitudes personales de Enrique II. Exiliado, se ve obligado a refugiarse en Francia, en las abadías cistercienses de Pontivy y después en Sens. En 1.170 vuelve a Inglaterra, aparentemente reconciliado con el rey. El conflicto se intensifica y cuatro caballeros le asesinan en su propia catedral. Su muerte tuvo una enorme repercusión en toda la Europa cristiana, convertido en mártir por defender la libertad de la Iglesia frente al poder terrenal. Desde entonces, la peregrinación a Canterbury se convierte en una de las más importantes de Europa. En Inglaterra, el culto a Santo Tomás Beckett es importante hasta la Reforma luterana. Enrique VIII hace destruir el cofre con sus reliquias así como la mayoría de las imágenes del santo, haciendo además desaparecer cualquier mención de su nombre en los textos litúrgicos. Fue canonizado en 1173.

Páginas relacionadas