Isabel Clara Eugenia

La infanta Isabel Clara Eugenia y Magdalena Ruiz
Nacionalidad: España
Valsaín 1566 - Bruselas 1633
Infanta



Galería de obras


Comentario

El 12 de agosto de 1566 nacía la primera hija de Isabel de Valois y Felipe II. Recibió los nombres de Isabel Clara Eugenia; Isabel en honor a su madre, Clara por el día que nació y Eugenia en honor a san Eugenio que tanto había hecho por este alumbramiento. Doña Isabel comentó tras dar a luz: "Gracias a Dios el parir no es tan trabajoso como yo creía". El embajador francés nos cuenta que "Felipe se portó muy bien, como el mejor y más cariñoso marido que se pudiera desear, puesto que en la noche del parto estuvo cogiéndole todo el tiempo la mano, y dándole valor lo mejor que podía y sabía". La infanta sería bautizada el 25 de agosto de ese año. Dos años después moría su madre.
Pronto Felipe pensó en casar a su pequeña hija, algo habitual en las cortes renacentistas, eligiendo como candidatos a don Sebastián de Portugal y don Juan de Austria, pero ambos fallecieron en 1578. Tras el fallecimiento de Anna de Austria, Isabel se convierte en la persona de máxima confianza del rey, iniciándose en los asuntos de Estado.
Los planes de Felipe para con su hija eran tremendamente ambiciosos ya que intentó colocar en sus sienes la corona de Francia, involucrándose directamente en los conflictos existentes en el país galo. Isabel era nieta de Enrique II y el monarca francés Enrique III no tenía sucesión. Los planes de Felipe se vinieron abajo al ser nombrado rey de Francia Enrique IV por lo que en 1598 decidió nombrar a su hija soberana de los Países Bajos, con determinadas condiciones entre las que destaca la devolución del territorio a la corona española si no tenían descendencia, como ocurrió. Ese año se concertó su matrimonio con el archiduque Alberto de Austria, realizado al año siguiente. La corte de Bruselas se convirtió en una de las más importantes de Europa, realizando una importante labor de mecenazgo.
Tras el fallecimiento del archiduque en 1621, y al no haber nacido hijos en el seno matrimonial, los Países Bajos revirtieron a España, confirmando Felipe IV a su tía como gobernadora hasta su fallecimiento en 1633. En todo momento defendió Isabel los intereses españoles, recibiendo el cariño unánime de sus súbditos.

Páginas relacionadas