Pedro el Grande. Pedro I

Pedro el Grande
Nacionalidad: Rusia
Moscú 4-6-1672 - San Petersburgo 8-2-1725
Zar 1689 - 1725



Galería de obras


Comentario

Nacido en Moscú el 4 de junio de 1672, es hijo del zar Alexis y de su esposa Natalia Narishkina. En 1869 protagoniza un golpe de estado que desaloja del poder a su hermanastra Sofía, quien ejercía la regencia, y a su hermanastro Iván IV.
Monarca absolutista, emprende reformas en el ámbito interno encaminadas a hacer de Rusia un país moderno. Sin embargo, su desempeño autoritario no es bien recibido y provoca graves rechazos y sublevaciones, especialmente por parte de la Iglesia y la aristocracia. La ejecución de su hijo Alexis en 1718, candidato al trono de los nobles sublevados, y su auto-erección como jefe de la Iglesia rusa generan graves disturbios y descontentos.
Su deseo de modernizar un país anclado en el pasado y en las estructuras tradicionales le lleva a viajar por Europa, para conocer los modos de gobierno de sus homólogos y los usos sociales y políticos de otras naciones. En consecuencia, emprende una reorganización administrativa del territorio para implantar un más intenso control político y económico. Así, establece una división provincial, cuyas unidades a su vez se subdividen en distritos y cantones. Ordena también una reforma del calendario y emprende un amplio programa de cambios económicos: creación de monopolios sobre la sal, el tabaco, la resina y la potasa; impulso a la industria y apertura al comercio con las naciones europeas occidentales, construcción de obras públicas, etc. Reforma el sistema tributario, estableciendo ahora un régimen de capitación por el que el Estado ruso incrementa sus ingresos, aporte necesario para mantener una belicosa política exterior.
En el ámbito político, se comporta como un monarca absolutista. La implantación de un gobierno y estado fuertes a lo largo de todo el territorio es su prioridad, fomentando la homogeneidad cultural y eliminando los focos de resistencia. Así, limita la libertad de los campesinos al fomentar el sistema de servidumbre feudal y crea la leva obligatoria. El apoyo a los nobles, sin embargo, es limitado y sometido a vigilancia, por lo que pudiera suponer de oposición a su gobierno.
Sus medidas generan grandes desigualdades sociales, al aumentar el escalón entre las clases letradas y las amplias masas de analfabetos, sobre todo campesinos. También la servidumbre campesina la separa de las capas urbanas, dotadas de mayor libertad de acción y posibilidades de supervivencia.
Su agresiva política exterior le lleva a enfrentarse con la hegemónica Suecia. Tras la victoria de Poltava en 1709 consigue acabar con el poder sueco; las conquistas realizadas en el Báltico durante la Guerra del Norte (1720-21) son ratificadas en el Tratado de Nystad (1721). La anexión de los nuevos territorios permite la fundación de la ciudad de San Petersburgo en 1703, ciudad doce años más tarde pasará a ser capital de Rusia.
Otra de sus preocupaciones exteriores, reducir el poder otomano, constituirá sin embargo uno de sus grandes fracasos.
Pedro I el Grande falleció en San Petersburgo el 8 de febrero de 1725, sucediéndole en el trono ruso su esposa Catalina I.

Páginas relacionadas