Bravo Murillo, Juan

Juan Bravo Murillo
Nacionalidad: España
Fregenal de la Sierra, Badajoz 1803 - 1873
Político



Galería de obras


Comentario

Desde muy joven imparte clases de filosofía en la Universidad de la capital Hispalense, al tiempo que continúa sus estudios eclesiásticos y de leyes. Tras establecer su residencia en Madrid y comienza a ejercer la abogacía. Por otra parte, es ahora cuando inicia su trayectoria política como diputado por el Partido Moderado. En 1847, durante el mandato de Carlos Martínez de Irujo, es nombrado ministro de Gracia y Justicia. Con Narváez en el poder encabezó la cartera de Hacienda en dos de las ocasiones que gobernó. En una de ellas, incluso, llegó a compatibilizar este cargo con el de ministro de Comercio.
Entre enero de 1851 y diciembre de 1852, fue nombrado presidente del gobierno, al mismo tiempo que estuvo al frente de la cartera de Hacienda. Durante su mandato promovió las obras públicas y buscó los medios para sanear las arcas del país. En materia internacional, quiso reestablecer las relaciones con el Vaticano, inexistentes desde la desamortización, y firmó el Concordato de 1851. Para mejorar el funcionamiento de la administración propuso la convocatoria de oposiciones para acceder a los puestos públicos.
Una de las medidas más polémicas de su gobierno fue la reforma de la Constitución de 1845, que acotaba la actuación de las Cortes, favoreciendo así a la monarquía, y limitaba las libertades políticas. Esta propuesta levantó la ira de progresistas y moderados, al ser interpretada como una vuelta al régimen absolutista. La propuesta no llegó a ser respaldada y provocó la dimisión de Bravo Murillo. Después de este episodio perdió la confianza de Isabel II y se retiró definitivamente de la política en 1868.

Páginas relacionadas