Las pirámides

Fecha: Lugar: Gizeh



Comentario

Los antiguos egipcios estaban convencidos de que su vida eterna dependía de la conservación del cuerpo del difunto, por lo que la sepultura donde es enterrado tendrá una gran importancia, especialmente para los grandes personajes.
El tipo normal de sepulcro es la mastaba, enorme banco en forma de pirámide truncada, cuyo modelo ideal mostramos aquí. Bajo el nivel de tierra se encuentra la cámara funeraria, donde se deposita el sarcófago. En la estructura superior se hallaban la capilla para las ofrendas y el serdab, espacio cerrado en el que había una estatua del difunto.
En la III dinastía se emplearán como sepulcro pirámides escalonadas, de las cuales la más antigua y conocida es la de Zoser, en Saqarah, construida algunos años después del 2630 a.C. El recinto, rodeado por una muralla rectangular, presenta una puerta que da acceso al conjunto, un gran patio y la tumba sur. En el lado sur del templo se encuentra el recinto Heb-Sed, en el que el faraón celebraba la fiesta de regeneración de poderes. Al norte del patio se hallan dos estancias, "La casa del Sur y la Casa del Norte".
La pirámide, que preside el conjunto, está construida como una superposición de mastabas, con un total de 6 cuerpos, una base rectangular de 140 x 118 metros y 58 metros de altura. Tras ella, adosado a la pared norte, está el serdab y, junto a éste, se encontraba el templo funerario norte.
En la IV dinastía se emplearán ya pirámides perfectas, integradas también en conjuntos funerarios. En esta reconstrucción de un complejo funerario ideal vemos a la pirámide rodeada por un recinto amurallado. Una larga rampa comunicaba el templo del valle o templo bajo con el recinto, al que se pasaba a través de un vestíbulo y un patio con columnas. La estancia más cercana a la pirámide era llamada santuario. Dentro del recinto se situaba además el templo mortuorio, pudiendo haber pirámides secundarias, en el ángulo izquierdo de la entrada, así como una capilla, en el lado norte. Las 4 caras de la pirámide se orientaban a los 4 puntos cardinales y el eje mayor del recinto generalmente en sentido O.
En su interior, la pirámide tenía diversas estructuras, que podemos apreciar mejor en este corte transversal de la pirámide de Keops. La entrada, en el lado norte, está a 18 m de altura; de ella parte un corredor en rampa de más de 100 m que penetra hasta una cámara inacabada, nunca utilizada, pues se decidió situar la cámara del sarcófago en la masa de la pirámide. Para ello se construyó un corredor ascendente que se continúa en dirección horizontal hasta la mal llamada Cámara de la Reina.
Entre el inicio de la Gran Galería y el corredor descendente se construyó un pasadizo de escape. También de la Gran Galería y de la Cámara funeraria parten dos conductos de ventilación, que salen al exterior a 76 metros de altura. Por último, en el centro, encontramos la antecámara, la cámara del rey y las cámaras de descarga, cuya función es aligerar el peso de la enorme masa de la pirámide sobre el techo de la cámara sepulcral.