Las primeras universidades

Fecha:



Comentario

La ciencia y la cultura fueron hasta el siglo XII patrimonio exclusivo del clero, que había logrado mantener un cierto nivel cultural a través de las escuelas monásticas y episcopales. La nueva situación económica de Europa, con un desarrollo importante en los siglos XI y XII, permite que un grupo relativamente importante de personas abandone las ocupaciones tradicionales para dedicarse al estudio, para ampliar sus conocimientos más allá del mundo religioso-eclesiástico.
La primera universidad hispánica o la primera escuela catedralicia capaz de atraer a estudiantes de otros lugares parece haber sido la de Palencia, conocida desde los años finales del siglo XII y reconocida y confirmada en 1212 por Alfonso VIII, que lleva a Palencia maestros de Francia e Italia.
Los problemas económicos de Palencia hicieron que su importancia pronto quedara eclipsada por la Escuela-Universidad fundada en Salamanca en 1218 por Alfonso IX de León.
Esta primera fundación será refrendada en 1254 por Alfonso X quien, en las Partidas, establece un plan completo de lo que debería ser un estudio general, una universidad o "ayuntamiento de maestros e de escolares" para enseñar y aprender artes, gramática, lógica, retórica, aritmética, geometría, música y astronomía (el Trivium y Quadrivium clásicos), ciencias a las que se añade el Derecho, al disponer que haya "maestros de decretos e señores de leyes".
A mediados del siglo XIII se crea la Universidad de Valladolid, a la que seguirá la de Sevilla en 1254, la de Lisboa-Coimbra en 1290 y la de Lérida en 1300.

Páginas relacionadas