Vida cotidiana en el Camino de Santiago

Fecha:



Comentario

Las poblaciones medievales están generalmente rodeadas por una muralla defensiva, en la que varias puertas abren a los caminos más importantes. El trazado urbano es sinuoso e irregular, existiendo a veces zonas despobladas. Las ciudades tienen diferentes barrios, que agrupan a la población en función de su procedencia, su religión o su actividad.

CASTILLO

El castillo medieval era la residencia privada del señor feudal. El castillo era, al mismo tiempo, un hogar y una fortaleza, defendida por altas murallas y gruesos muros. Aquí se podía resguardar la población en caso de un ataque.

La habitación principal del castillo era el salón, que se usaba para comer, dormir y atender los asuntos cotidianos. Mientras degustaban ricos platos, los señores feudales podían disfrutar de la música interpretada por un juglar o de las gracias realizadas por los bufones.

El cuerpo de soldados que vivían en un castillo y lo defendían se llamaba guarnición. A cambio del alojamiento y comida, peleaban por el señor y defendían el castillo.

Los soldados vestían cotas de malla y placas de metal para protegerse de los golpes. Entre sus armas estaban las espadas, arcos, ballestas, mazas o lanzas.

IGLESIA

Después del señor feudal, el personaje más importante de un pueblo medieval es el párroco. Es una persona respetada y su cultura, algo superior a la del resto, hace que todo el mundo acuda a solicitar su consejo.

El cura tiene derecho a percibir una décima parte de lo que produce cada aldeano. Este impuesto se llama diezmo. Es obligatorio acudir a misa todos los domingos y festivos. Durante el servicio, la mayoría de la gente está de pie o de rodillas, porque no hay asientos. El cura explica la misa en latín.

BARRIO MORISCO

En muchos pueblos medievales de España era habitual que convivieran cristianos, musulmanes y judíos, cada comunidad en un barrio diferente. Los musulmanes vivían en casas sencillas, con pocas ventanas y apenas adornos.

Buena parte de la vida familiar sucede en las terrazas de las casas, donde se ponen las ropas y los alimentos a secar o se recoge el agua de lluvia. Una habitación, la más espaciosa y mejor amueblada, sirve de lugar de reunión para los hombres.

Dentro de los barrios musulmanes, los baños públicos eran uno de los lugares más visitados. Actividad de carácter ritual, la higiene del cuerpo era considerada un acto de purificación religiosa. Sin embargo, el baño era también un lugar de reunión, de descanso y de relación.

BARRIO JUDIO

Eran muchos los pueblos que contaban con un barrio en el que residían los judíos. Este barrio se llamaba judería. El más importante de los edificios era la sinagoga, lugar donde se reunían los hebreos para orar y reunirse.

Al frente de la sinagoga se encontraba el rabino, quien además ejercía de juez, instructor e inspector de la vida de la comunidad. En la sinagoga, la actividad religiosa principal es la lectura de la Torah, los rollos de la Ley judía.

PUEBLO

En las poblaciones medievales, la mayoría de las calles son estrechas y tortuosas, siempre ocupadas por una intensa actividad. En ellas se desarrollaba buena parte de la vida diaria de la comunidad: comprar, vender, pasear, relacionarse... Sin duda, el mercado era el centro económico y social de la población.

Las casas de los artesanos servían al mismo tiempo como taller y tienda, por lo que se abrían al exterior. El artesano más importante de una población medieval es el herrero. Éste pone herraduras a los caballos y fabrica herramientas agrícolas, armas, cuchillos, etc. También arregla cacharros de hierro y cerámica. Para trabajar el hierro necesita calentarlo al fuego hasta que alcanza altas temperaturas.

Otra figura importante es la del carpintero. Fabrica arados, azadones de madera, yugos e incluso algunos muebles. En su taller también se hacen las vigas de las casas.

En las posadas podían los viajeros y las gentes del lugar alimentarse y pasar la noche. Algunas eran lugares peligrosos, pues por ellas solían merodear pícaros, ladronzuelos y borrachos.

MONASTERIO

Fuera de la población, buena parte de la vida económica, social y cultural de las gentes medievales se articulaba en torno al monasterio. El claustro, con jardín y fuente, es el centro de la vida monástica. Aquí los monjes meditan y encuentran algo de esparcimiento.

En los scriptoria, los monjes se dedican a copiar textos. Gracias a ellos perduró el saber de los antiguos sabios griegos y romanos. Autosuficientes, los monasterios disponían de huertos y granjas. Para trabajar en ellos, contaban con el servicio de campesinos dependientes, pues los monasterios actuaban como grandes propietarios o señores.

TIERRAS DE LABOR

La mayor parte de la población medieval era rural, habitando en granjas o pequeñas aldeas. Las tierras pertenecen a la Iglesia, al señor feudal o al rey. Los campos los trabajan campesinos, que deben pagar un alquiler por labrar el terreno. La vida en la granja estaba marcada por la actividad económica, pues se trabajaba desde la salida del sol hasta su puesta.

La granja podía tener un edificio muy característico, el palomar. De estructura cilíndrica, en sus paredes había cientos de nichos, en los que se refugiaban las palomas. Además de las palomas, otros animales habitaban en las granjas. Vacas, cerdos, gallinas, mulas... aportaban alimento o fuerza bruta.

Los pastores se encargaban de cuidar del ganado y de llevarlo a las tierras de pasto. Para que las ovejas no se escapasen, el pastor se ayudaba de un perro.

En muchos lugares, el agua de los pozos se extraía con la ayuda de una noria, un invento antiquísimo utilizado por romanos y árabes.

Hemos acabado nuestro viaje por el mundo medieval. Como hemos podido comprobar, la existencia podía resultar dura y difícil, pues la preocupación de la mayoría de la gente era conseguir alimentarse cada día y no contraer enfermedades. Sin embargo, no todo eran trabajo o temores, pues también existían momentos para la diversión y el esparcimiento. El mundo medieval, con sus luces y sombras, continúa, mil años después, despertando nuestro asombro.

Páginas relacionadas